• 34-918763112 / 34-679656360

Certificado energético del edificio

Certificado energético del edificio

Certificado energético y calificación del edificio


Independientemente de la calificación energética de nuestro edificio, sería conveniente emplearnos a fondo para encontrar formas de ahorrar, realizando todas las acciones viables.
Se debe tener en cuenta el creciente costo de la energía, en contraposición a la necesidad de consumo para poder gozar de una mayor calidad de vida.
A la vez es requisito respetar el medioambiente, procurando nuestros espacios habitados sean lo más eficientes posible, desde el punto de vista energético.

La obligatoriedad del certificado energético para la venta y el alquiler, precipitó al sector inmobiliario a comercializar con este trámite. La mayoría de las veces, se realizó sin rigor ni ética profesional, lo que ha desvirtuado la importancia que verdaderamente tiene.

El certificado energético no ha aportado, por tanto, la credibilidad necesaria para que resulte de utilidad en cuanto a información. Tampoco respecto a los beneficios de la eficiencia energética ni a los incentivos para realizar mejoras.

certificado energético

¿Qué hacer para mejorar la calificación energética de edificaciones existentes?


Es evidente se necesita un largo trecho en educación a los ciudadanos, para la concienciación de la mejora de la eficiencia energética en la edificación. Es necesario dar información y formación a consumidores y técnicos, para permitirles desarrollar un buen trabajo encaminado a ese objetivo.
Se supone que mejorar la eficiencia energética en un 30%, es suficiente para avanzar en la calificación del certificado energético del edificio. Sería posible ascender más de 2 letras, según la escala de emisiones de CO2.
Debemos rehabilitar las edificaciones, con vistas a conseguir mínimas demandas energéticas del edificio y a obtener rendimientos máximos de las instalaciones.
Es crucial optimizar la arquitectura mediante la aplicación de técnicas y sistemas más eficientes de aislamiento térmico. Como también es importante el correcto diseño de las instalaciones de climatización y de agua caliente sanitaria.
Y resulta fundamental la conveniente utilización de energías renovables.

ANTECEDENTES

En cuanto al parque de edificaciones existentes, los resultados de la certificación energética son muy desfavorables. Este inconveniente es consecuencia de las deficiencias presentes en edificios construidos en años anteriores (principalmente entre los años 40 y 80), durante el crecimiento acelerado de las grandes ciudades.
Los problemas en las edificaciones están causados en muchos casos por un inadecuado diseño arquitectónico y de las instalaciones. Esto es debido a la falta de normativas técnicas en el pasado, y a estándares por debajo de las exigencias actuales. También por las bajas calidades de los materiales utilizados, e ineficiencia de las instalaciones de climatización. Y debido además, al desconocimiento o a la falta de sensibilidad hacia la sostenibilidad, el ahorro y la eficiencia.
Es común encontrar instalaciones sin ningún tipo de aislamiento térmico distribuidas incorrectamente por todo el edificio. También espacios habitados sin ventilación natural, incluidos los que generan exceso de calor y humedad. Así, tampoco se ha tenido en cuenta en estos espacios, la posibilidad de contar con iluminación natural.
El mal uso que a veces damos a los edificios, se debe a estos inconvenientes, los cuales son motivo de la falta de confort térmico y de un gran despilfarro de energía.
En las edificaciones más antiguas, a estas dificultades hay que sumar el deterioro y la ausencia de mantenimiento.
Siendo la letra C, la mínima establecida por el Código Técnico DB-HE 2013, el 61.28% de las nuevas construcciones en 2015 -que es en las que mejor se refleja el éxito de las medidas de las directivas de eficiencia-, obtuvieron la letra D, E, F o G.
Este resultado denota una gran desventaja con otros países de Europa, en los que son predominantes las clases más eficientes, catalogadas con las letras A y la B.
Un dato revelador es que solo el 1% de los hogares en España dispone de excelencia energética.

vista panorámica de edificios nuevos en Madrid


 
Planes de ayuda a la eficiencia energética

Además de las campañas de divulgación, también se toman medidas gubernamentales como apoyo a la eficiencia energética. Estas medidas contribuyen a la eliminación de obstáculos para la financiación de las mejoras en la edificación.
Concerniente a lo anterior, tiene vigencia el PAREER (Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios Existentes).
A través del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), se tramitan esta y otras ayudas. Una de ellas es el Plan Renove de Hostelería, en busca de la excelencia energética.
Estas ayudas pueden ser tramitadas por los posibles beneficiarios en la Sede Electrónica del IDAE. Se destinan tanto a viviendas como a edificios de uso administrativo, comercial, sanitario, docente, etc.
El presupuesto del programa PAREER proviene del Fondo Nacional de Eficiencia Energética. Puede ser cofinanciado con el FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional), dentro del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020.
Se propone mejorar la calificación energética total del edificio en al menos, una letra, medida en la escala de emisiones de dióxido de carbono (kg CO2/m2 año), con respecto a la calificación energética inicial del edificio. Su objetivo principal es reducir el consumo de energía.
El Plan Renove está destinado a mejorar el consumo energético del sector hostelero. Facilita a los establecimientos hosteleros acceder al crédito, y estos podrán obtener hasta el 100% de la inversión.

 

REFOR+ Obras y Servicios

Deja tu mensaje

LLAMAR